Este dicho popular no va del todo desencaminado; la nevada es beneficiosa para la viña y para la agricultura en general.

La nieve procura una reserva de agua para las cepas muy interesante, al tiempo que las temperaturas frías que la acompañan reducen la incidencia de las plagas sobre la planta. El frío intenso y continuo hace reducir mucho la presencia de hongos e insectos en la viña.

 

Foto 11-2-15 12 30 07 Foto 11-2-15 12 30 05 Foto 11-2-15 12 29 59 Foto 11-2-15 12 29 56 Foto 11-2-15 12 29 53 Foto 11-2-15 12 30 10