La vendimia se realiza en el mes de septiembre, es decir en el momento en que la relación porcentual entre los azúcares y los ácidos en el grano de uva han conseguido el valor óptimo. La primera variedad recolectada es el Chardonnay seguida de las autóctonas Macabeu, Xarel.lo y Parellada. Se procesan en la misma finca en unas prensas neumáticas produciendo el mosto que se vende, en gran parte, a empresas elaboradoras de cava y se reserva una pequeña selección para el cava propio.

Cada variedad de uva se prensa y vinifica por separado, obteniendo el primer mosto flor que se transfiere a unos depósitos inoxidables con control de temperatura donde tiene lugar la primera fermentación con la adición de levaduras que transforman el mosto en vino. Con los alcoholes seleccionados después de este proceso de vitivinificación se realiza entonces la mescla o coupage de las diversas variedades que constituye el vino base o cuvée, para la elaboración del cava.

Después de este proceso se añaden las levaduras que producen la segunda fermentación y la mezcla se introduce en las botellas que cerradas herméticamente se colocan horizontalmente en la rima durante un periodo superior a quince meses. La nueva cava del Papiol preserva perfectamente la temperatura constante que necesita el vino hasta la colocación de las botellas en los pupitres donde se remueven diariamente de manera mecánica, para evitar que los depósitos se adhieran a las paredes. Con las botellas en posición vertical invertida, “en punta”, se procede al degüello y expulsión de los sedimentos. Se rellenan las botellas con el licor de expedición que constituye el secreto mejor guardado de cada marca. De este licor depende el tipo de cava, que en la producción del Papiol es; Reserva, Brut Nature, y Brut.